Las tiendas de chinos y los impuestos en España

Como ya ha sido en varios sitios donde he discutido o debatido sobre el tema de si los chinos pagan impuestos en España o no durante los primeros 5 años de crear su negocio, y por ello tendrían ventajas en costes a la hora de montar un negocio, y de que este tuviera más facilidad de éxito, y que además los chinos se traspasarían el negocios entre hermanos, primos o tios, incluso a ellos mismo con otros nombres porque los occidentales no somos capaces de distinguirlos unos de otros. Pues voy a escribirlo en el blog y así solo tendré que autoreferenciarme en las próximas discusiones sobre el tema:

– Existe un acuerdo comercial entre China y España de 1992.

– Este acuerdo es “para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de Impuestos sobre la Renta y el Patrimonio”.

– La leyenda urbana anterior se basa en este acuerdo pero la regulación de los cinco años sin pagar impuestos NO aparece en este convenio.

– El acuerdo trata de impedir que tanto las empresas chinas con sede en España como las españolas con sede en China deban pagar impuestos en ambos países por los beneficios obtenidos. Con otras palabras, que las empresas chinas en España paguen en España los impuestos por los beneficios obtenidos en España y no tengan que volver a pagar impuestos por estos mismos beneficios también en China. E igual al revés, que las empresas españolas paguen impuestos por lo que ganen en China en China, y en España por el resto.

– Solo se habla de impuestos sobre el beneficios o rendimientos, nunca de ningún otro tipo de impuesto. Y son varios más los que habría que pagar para montar una tienda o un restaurante.

– Como es lógico existe el mismo acuerdo con otros muchos paises. En España está prohibida la doble imposición sobre el mismo hecho.

– En España están exentos todos los empresarios de pagar impuestos de actividades económicas los dos primeros años. Tanto empresarios españoles como de cualquier otra nacionalidad.

– Las empresas regentadas por chinos y chinas también cierran. En la imagen una tienda de mi pueblo, Miajadas, que está en liquidación por cierre.

Tal vez, como suelo comentar, habría que empezar a buscar el éxito de este tipo de negocios en otro lugar como podría ser la cultura china y su filosofía de vida y que prefieren echar horas en su negocio en vez de estar en su casa tirados en el sofa viendo cualquier programa rosa de televisión.

Anuncios

9 Respuestas a “Las tiendas de chinos y los impuestos en España

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Tweets that mention Las tiendas de chinos y los impuestos en España - A la Sombra del Tomate -- Topsy.com

  3. Pingback: Desmontando leyendas urbanas. Las tiendas de chinos

  4. Sergio Farras

    TAPAS CHANG O LA TABERNA CASA PACO
    La ruta de la seda era una red de rutas comerciales entre Asia y Europa. Hoy, parece que se han invertido las tornas quedando la cosa polarizada. La seda, cuya elaboración era un secreto que sólo los chinos conocían, muy arcano y misterioso, como misterioso ahora es el dinero que va entrando en nuestro sistema económico procedente de tierras orientales. El hombre aquel oriental que viajó, ando, conoció y acabó en España haciendo tratos y negocios, a acabado comprando tabernas y tascas al granel, con discreción pero sin pasar desapercibidos.
    El comercio barcelonés está mutando. Lejos del escenario tradicional del comercio catalán, vemos día a día como nuestros barrios cambian en una atmósfera de incertidumbre y transición hacia un futuro incierto, porque el comerciante de toda la vida está desapareciendo poco a poco. Algunos propietarios de establecimientos de manteles a cuadros y pincho de banderilla se muestran muy mustios, casi melancólicos, viendo como con la crisis mitigan sus recaudaciones para acabar muchos sucumbiendo al pragmático poder del “parné” en efectivo y puesto encima de la barra con misteriosa propuesta oriental y a punta de caramelo. La tentación siempre vive entre nosotros y vale más pájaro en mano, eso deben pensar muchos taberneros. Porque igual, la comunidad oriental tenían el color del Arco Iris cuando llegaron con dinero fresco y en metálico. Y eso, no es garantía de prorrogar el negocio tradicional de la cultura catalana ni el comercio sostenible.
    En los años setenta, comenzaron a abrirse en España los restaurantes Chinos, y lo que en principio fue un mercado exótico, se ha convertido en un gran “dragón” de tasca y bodega de vino peleón. “Casa Paco” o la “Tasquecita del Jamón”, igual ya no volverán a ser lo mismo, porque la loca globalización les ha mutilado un poco sus tapas, cañas y pinchos de tortilla. Lo curioso de esta controversia, es que no cambian ni el nombre de los locales ni sus rótulos luminosos, dejándolo todo al desnudo adivino del cliente desorientado y sorprendido. Pues, no se suelen reconvertir en el tradicional restaurante oriental, ni hay más guirnalda parida que la qué el antiguo propietario dejó en prenda, Y todo esto, produce confusión y desconcierto en el ciudadano tapeador y artesano del aperitivo y del saludable vermut al mediodía.
    Caminando sobre el agua de la economía a chapotazos y dando tumbos, se corre el peligro de un gran desequilibrio económico inestable importante. Mientras, el comercio tradicional, el de toda la vida, -el botiguer- va cerrando persianas una tras otra. Herederos de…., o Viuda de…,. escasean y cuestan de ver. El negocio familiar tradicional que tanto arraigó y enraizó en Catalunya, está confuso como el mundo mismo.

    El Euro y el Yeng igual se cruzaron un día por el camino y no se dijeron nada, porque probablemente, ni se conocen. Y como la presión sobre los productos falsificados provenientes de China de prendas textiles y otros cacharritos ha hecho su esperado efecto. Los Chinos, ven como buen recaudo y cosa segura la aventura de la restauración y el turismo. Mientras, desde un balcón atalayando se ve pasar el dinero de mano en mano, en efectivo y sin esconderse demasiado a la luz del día. Y, que si no es trato con seda, lo es con taberna que también deja beneficio aparente. Atrás quedan los rollitos de primavera y las alitas canijas de pollo, que se han pasado a la tortilla y al camarón con ojos vidriosos y melancólicos, para asombro del ciudadano de a pie, que se duerme con el sonido del chirriar bajar la persiana de Manuel, el tabernero, con farias en la boca y palillo en la oreja, sin saber si se levantará con una feliz sonrisa y simpatía oriental en el mostrador al siguiente día cuando se disponga a hacer el primer café de la mañana en Barcelona. ¡Cuidado!, porque: “el pa amb tomaquet” puede que agonice con una butifarra con “mongettes”, y los vinos de mirada añeja adobada sufren de pena viendo el final de sus días más cerca de lo que probablemente merecerían.
    El mundo se mueve a su aire y nadie puede pararlo. Entre el sol naciente y la luna que siempre mira y sonríe a la vieja Europa. En este mundo de futuros inciertos y crisis castigadoras autoras del daño, vemos como la esencia del comercio se transmuta y conmuta, pudiendo dejando una cicatriz fría y desagradable de ver en una Barcelona cosmopolita. El comercio debe iluminar la ciudad. Porque una ciudad sin comercios es una ciudad desnuda. Y los políticos, bueno, ya se sabe que las piedras a veces, son duras y sordas.
    ¿Hace falta regularizar algún matiz de la economía del consumo desleal para no perder el histórico y tradicional comercio barcelonés?
    Parece que esto no es una novela pasajera, ni una historia de leyendas orientales que brillan por su propio sol. Porque cuando el dinero codicioso y desnudo aparece deja de formar parte de un sueño, de una ilusión. Un cielo negro llueve de pena con gotas de cristal sobre los escaparates de la Barcelona milenaria y de actividad histórica mercantil al granel.
    Sergio Farras, escritor tremendista.

  5. Entonces por qué un chino con una tienda me dijo que ellos no pagaban en 5 años el IVA o algo de eso, el hijo chino que también trabajaba en la tienda me lo dijo que se hizo amigo mio con el tiempo incluso alguna vez nos invitaron a cenar a su casa a mi a mi novia. En ese momento me dió igual pasaba de política, ahora que tengo un negocio me parece increible que esten ayudando a los chinos estos politicos, cuando no podemos hacer nada contra ellos, son una comunidad, se ayudan economicamente entre ellos sin intereses, contratan chinos que se dejan explotar es su educación, no hay quien compita contra ellos, se quedan con todos los negocios y no aportan de sus negocios dionero al país todo se lo llevan al suyo. Así como vamos a salir de la crisis?. NUNCA cada vez será peor, estos politicos no se enteran que las ayudas sólo nos emprobecen mas porque no saben invertir el capital sólo saben a ver de que manera pueden justificar robarselo y así estamos. Todo el beneficio español se va en pagar intereses a los que nos prestaron el dinero y que nada hicimos de provecho con él. Robarlo es lo que han hecho como las ayudas europeas que le dan a la duquesa de Alba (maldito parasito) para que fomente trabajo en sus tierra y ella con sus fundaciones para evitar impuestos se lo roba, vergüenza de país jamás saldremos de la crísis.

  6. Las tiendas chinas ya nos inundan tambien desde internet

  7. Gracias

    ** Algunos españoles trabajan como chinos **

    Los últimos años creo que se ven menos que antes en la puerta de los comercios de España esos carteles que dicen “cerrado por descanso semanal” o “cerrado por vacaciones”. Hay bares y otras tiendas que abren los 365 días del año (tal vez sólo cierran en Navidad y Año Nuevo, con suerte algún día suelto más).

    Digo yo que entre las causas pueden estar:
    1. Proliferación de grandes superficies, con mucho personal, abiertos durante muchas horas al día y muchos días al año -> los pequeños comercios se ven forzados a competir contra estos gigantes.
    2. Crisis económica 2008-actualidad (Gran Recesión) -> cuesta llegar a fin de mes por lo que se trabaja más para ganar más (y gastar menos al tener menos tiempo libre).
    3. Aumento de comercios de chinos (y pakistaníes, latinoamericanos, etc.) -> toca trabajar como ellos, como chinos (muchas horas, todos los días) para poder competir con ellos.

    ¿Me equivoco en algo? ¿Qué más se puede añadir?

    —————-
    Debate de libre participación: http://www.adslzone.net/postt366376.html

  8. Y de que nos sirve a nosotros ese convenio? si luego un español en China no puede montar un negocio a no ser que tenga 500.000€ o embargarse de por vida?. mientras un chino de a pie en China lo hace con menos de 2000€.

    Vaya trampa que nos han metido. Por tratar con ratas.

  9. Chinos y chinas,lo que hay que leer con eso de ser politicamente correcto ,los feministos siempre con sus paridas de genero.Mire lo que dice la RAEsobre los genericos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s